Arroz: tipos e historia

dinamis_enero_2017-10

El arroz es uno de los productos más importantes dentro de la alimentación mundial. Hay muchos tipos y cada uno de ellos se puede utilizar para diferentes platos y recetas:

Integral: con más sabor y cantidad de minerales y vitaminas que el resto, este tipo de arroz requiere más agua a la hora de la cocción y también más tiempo que el resto.  Nuestros amigos de SOS además nos lo ofrecen con quinoa, un binomio ideal para cuidar nuestra salud cada día.

Blanco de grano largo: perfecto para ensalada, este tipo de arroz absorbe menos agua que los demás y su tiempo de cocción es menor. Actualmente encontramos arroces especiales para ensaladas como el de SOS que incluye una mezcla de granos como el largo, el salvaje y el rojo integral que hace que las ensaladas queden crujientes y llenas de color y sabor.

Carnaroli: originario de la región Piamonte en Italia posee una alta concentración de almidón, lo que lo hace perfecto para elaborar risottos. Absorbe muy bien los sabores y tiene una textura muy agradable.

Vialone nano: es de menor tamaño que el anterior y con un grano semifino. Se suele utilizar también para los risottos y para elaborar arroz caldoso.

Calasparra: es ideal para hacer paella junto con el arborio, el carnaroli o el vialone nano y lo encontramos en la costa este de España.

Blanco glutinoso: muy apreciado en China, destaca porque no pierde el almidón y los granos se pegan entre sí.

Basmati: un arroz muy aromático y con un sabor diferente. Procede de la India o Paquistán. Es ideal para acompañar ya que simplemente cocido aporta sabor a cualquier plato. Nosotros, por ejemplo, lo hemos utilizado en nuestro estofado de ternera  para llevar a la oficina.

Negro tailandés: este arroz aromático evoca al jazmín. Es muy apreciado para hacer postre con leche de coco o coco seco.

Especial para sushi: al cocerlo sus granos se vuelven muy pegajosos, es muy similar al blanco glutinoso y posee una capa de jarabe de maíz y algodón.

Jazmín: es de grano largo y de aroma suave, en la cocina asiática se utiliza para hace pilaf y para ensaladas.

Salvaje: conocido como arroz indio, es un cereal oscuro, fino y con un sabor especial.

Arborio: de origen italiano, este arroz se utiliza para risotto, ya que al removerlo va soltando almidón y hace que esta deliciosa receta quede cremosa.

Bomba, Senia o Albufera:  arroz de Valencia D.O. y muy buenos para cualquier tipo de arroz seco, meloso, inclusive risotto o caldoso.

Si sois tan amantes del arroz como nosotros, os invitamos a pasear por nuestra sección del blog para elaborar grandes recetas con arroz.

Por último os queremos recordar la bella historia del mito/leyenda del nacimiento del arroz. Se cuenta que el dios Shivá creó a una bella mujer y tanto le gustó su obra que quiso desposarla. Ella le pidió a cambio un alimento que la satisficiese y del que nunca se hartara. Él rápidamente buscó en todo el mundo pero no lo halló. Retua-Dumila, que así se llamaba la bella mujer, murió entristecida. Shivá la enterró con todos los honores y a los 40 días de su muerte, en su tumba, empezaron a crecer plantas que daban arroz. Convencido de que en él anidaba el espíritu de su amada, y de que este manjar sería capaza de alimentar sin cansar, el dios Shivá mandó repartir las semillas entre todos los hombres.

 Como veis, tanto su origen mítico como su versatilidad hacen del arroz uno de los alimentos más importantes en nuestra cocina.