Las guarniciones

dinamizacionesMARZ#3A41753

¿Qué guarnición le pega a mi receta de hoy? ¿Os habéis hecho muchas veces esta pregunta?

A veces una guarnición le roba protagonismo al plato y otras no sabemos si realmente ambos sabores serán agradables para el paladar. Hoy os vamos a dejar algunas ideas para que vuestras recetas sean todo un éxito y encontréis el complemento ideal.

Guarniciones para carnes y aves

Las patatas son, sin duda, su pareja ideal. Se pueden poner asadas, fritas o para los más sibaritas se pueden hacer patatas soufflé. Para éstas últimas necesitaremos dos sartenes con aceite de oliva Ybarra. Una estará a temperatura media/alta y es donde freiremos las patatas una vez cortadas en rodajas redondas. Antes de que se doren las sacamos e introducimos en la segunda sartén que habremos mantenido con el aceite muy caliente. Cuando se inflen las sacamos y ponemos a escurrir.

Otra opción perfecta para los asados es servir una guarnición de tomates rellenos de queso de cabra, el contraste de sabores es realmente exquisito. Y, para los amantes de las coles de bruselas, os recomendamos cocerlas y rehogarlas con un poco de mantequilla y sal, deliciosas para acompañar un buen filete de ternera. Un plato sencillo y equilibrado. Por último, si os gusta el contraste agridulce, tanto las manzanas asadas al horno como el membrillo salpimentado acompañando a carnes de cerdo al horno, son dos frutas perfectas para tomar con la carne y aportarán a vuestros platos ese toque diferente que a veces buscamos.

Guarniciones para pescado

Los champiñones rehogados con ajos asados o fritos son una de las guarniciones más elaboradas para tomar con el pescado. Además de ésta, las verduras son el acompañamiento ideal para todos ellos.
Si vais a servir pescado blanco con menos sabor, las verduritas al vapor son perfectas. También podemos hacer guarniciones con verduras más elaboradas, como por ejemplo, acelgas Ybarra fritas con aceite de oliva para acompañar pescados al vapor, bolitas de espinacas rebozadas para el pescado frito, alcachofas fritas, una rica col de China o unos brécoles rehogados y salpimentados.

Por último, os hablamos de los pimientos ya sea asados o fritos, ideales para acompañar carnes, pescados y, sin lugar a dudas, unos estupendos huevos fritos.

¿Qué guarnición soléis hacer más?